Rentabilidad observada a largo plazo

Los diamantes poseen una capacidad de acumulación de valor intrínseca y constante.

Los indicadores y estudios más recientes prevén un mayor aumento de los precios de los diamantes en las próximas décadas, debido principalmente al efecto combinado de la evolución favorable en la oferta y la demanda:

- Aumento de la demanda en los países BRIC (India, China, Brasil y Rusia)

Estos países están experimentando un crecimiento económico y una prosperidad asombrosos, que han propiciado un
aumento de la clase media. En India, por ejemplo, durante siglos ha existido la tradición de los diamantes y el oro, pero
estos símbolos evidentes de riqueza eran, hasta hace tan solo una década, un privilegio exclusivo de la élite del país, que
apenas contaba con una clase media. La efervescencia de esta clase media, que está aumentando a un ritmo rapidísimo
en países como India y China, y su deseo de adoptar las costumbres de la élite, producen un efecto directo en el precio de
los diamantes en el mercado mundial.

- Disminución de la oferta debido a la limitación de los recursos naturales y la merma de la capacidad de extracción

La industria minera produce una media de entre 120 y 130 millones de quilates de piedras preciosas al año, una parte
importante de los cuales son los diamantes. A pesar de que estas cifras parecen muy elevadas, reflejan una fuerte caída
si las comparamos con los años anteriores. En 2007, la producción se redujo a 168 millones de quilates, mientras que en
los años anteriores la producción media había superado con creces los 175 millones de quilates. En cuanto a las minas de
diamantes en funcionamiento, resulta patente que los costes operativos aumentarán estructuralmente, porque la
explotación y la excavación deben realizarse en capas más profundas. En otras palabras: incluso si no disminuyera la
producción (que no es el caso), los precios de los diamantes continuarían subiendo. E incluso si se descubrieran nuevas
minas de diamantes (una posibilidad muy poco probable si tomamos como referencia las últimas décadas), lo más seguro
es que los costes de funcionamiento aumentaran sustancialmente debido a las posibilidades de que estas nuevas minas
estuvieran situadas en zonas poco accesibles.

Por otro lado, los diamantes no sufren ninguna alteración con el tiempo y, por lo tanto, son fáciles de mantener. La edad media de un diamante es de unos dos millones de años, un hecho que por sí solo aumenta su valor a largo plazo, ya que no es necesario tener en cuenta ningún elemento de depreciación. En la mayoría de los países, los beneficios que se obtienen con la venta de los diamantes suelen estar exentos de impuestos, suponiendo que el vendedor no sea un profesional activo en la materia.

Por último, cabe recordar que la rentabilidad a largo plazo de los diamantes depende, en primer lugar, del precio al cual se hayan adquirido. El aumento previsto que se explica más arriba puede diluirse si los diamantes (inversión) no se han comprado directamente en el punto de origen. Dicho de otro modo: cuanto más lejos de la fuente de extracción se adquiera un diamante (como el lugar donde se pulen), más posibilidades hay de que el posible beneficio futuro se volatilice (en parte o en su totalidad), puesto que habrá que tener en cuenta los márgenes añadidos por los intermediarios. Por este motivo, es fundamental trabajar con quienes compran directamente en el punto de origen.

Haga clic en este enlace para obtener más información sobre la rentabilidad de los diamantes.

La diferencia BAUNAT

Los minoristas de diamantes (joyerías) suelen añadir entre un 15 % y un 50 % de recargo para cubrir sus elevados gastos de compra, así como otros gastos generales, de marketing o de intermediarios. Sin embargo, gracias a la capacidad de BAUNAT de comprar los diamantes a los mejores precios, el precio de sus diamantes se ajusta a su valor de inversión subyacente, con lo cual podemos ofrecerle las mejores perspectivas de rentabilidad futura. Aquí puede encontrar más información sobre la inmejorable capacidad de compra de diamantes de BAUNAT.
Rentabilidad observada a largo plazo - Baunat Diamonds