Invertir en diamantes: ¿sólo para millonarios?

Los diamantes han sido el símbolo del amor y la lealtad durante siglos. Hoy en día, también se considera que es una buena estrategia de inversión, especialmente en tiempos de estancamiento económico o crecimiento débil.

La mayoría de las personas son de la opinión de que la inversión en diamantes está reservada para los super ricos. Y, sin embargo, no hay que tener millones para hacer una inversión rentable en diamantes. Alguien que tenga alrededor de 75.000 euros en el banco puede fácilmente convertirse en un jugador en el mercado de los diamantes y como tal, puede lograr el éxito con una inversión lucrativa.

La crisis económica de 2008 así lo demuestra: el mercado de los diamantes resistió la tormenta sin problemas, mientras que los mercados financieros tuvieron dificultades. Los diamantes, sin embargo no se percibían como inversión. La falta de transparencia de los precios, el mercado líquido y la ausencia de una norma de calidad uniforme, sin duda, son parte de la razón de este descuido.

Una mayor transparencia, una mayor demanda de diamantes

Hoy en día la situación ha cambiado drásticamente. El mercado se ha vuelto mucho más transparente, los fondos de inversión de diamantes se están volviendo cada vez más populares y la demanda de diamantes en bruto y de corte está subiendo de manera constante en todo el mundo. Debido a la limitada cantidad de nuevas minas de diamantes, el equilibrio entre la oferta y la demanda se está inclinando más y más a favor de los inversores.

Los expertos de la American Bureau análisis de Wealth-X indicaron que hubo un aumento entre 2005 y 2011 de más del 30% en la demanda de diamantes, y que están esperando un nuevo salto del 20% en 2017. Esto puede atribuirse principalmente al auge de los diamantes en el Este. Además, los informes de precios muestran que cada vez son más altos, y las subastas han ganado mucha atención de los medios, atrayendo una gran cantidad de nuevos inversores al mercado.

Una alternativa fiable, con la ayuda de un experto

Por lo que incluso para los no millonarios invertir en diamantes es una alternativa válida y fiable. Los inversores, sin embargo, tienen que tener en cuenta los cuatro principios básicos: transparencia de los precios, la garantía de calidad, los costos de transacción y de liquidez. Después de todo es importante darse cuenta de cómo estos factores influyen en las inversiones.

Para obtener más información y orientación profesional siempre se puede ir a una empresa especializada. Los inversores pueden recurrir a los expertos internacionales de diamantes en BAUNAT. Se les guiará por el proceso de asegurar una inversión sostenible en diamantes y a maximizar el retorno de la inversión.

Author: Laetitia De Backer

Blog