Diamantes sintéticos VS Diamantes naturales

Las características físicas, químicas y ópticas entre un diamante sintético y un diamante natural son las mismas. Los diamantes sintéticos no son "falsos", son diamantes "reales", pero que han sido creados artificialmente en un laboratorio.

Los diamantes sintéticos también pueden ir acompañados de un certificado y pueden ser vendidos en joyerías. Ten en cuenta que el ojo humano no puede distinguir las piedras naturales de las artificiales.

Formas de fabricación de los diamantes sintéticos

Hay dos maneras de crear diamantes sintéticos. Estos métodos tienen como objetivo reproducir las condiciones en las que los diamantes se forman naturalmente bajo tierra, antes de subir a la superficie a través de los flujos de lava en las regiones volcánicas.

HPHT (alta presión y alta temperatura). En este método, se coloca una forma pura de polvo de grafito en una cámara sellada y la cristalización se induce artificialmente.

CVD (por deposición de vapor). En este segundo método, un sustrato de diamante o un diamante sintético obtenido por el método HPTH se utiliza para la formación de algún tipo de polvo de grafito.

Los diamantes falsos y los diamantes sintéticos

Los diamantes falsos no se deben confundir con los diamantes sintéticos. Los diamantes artificiales son en realidad diamantes reales, pero son hechos por el hombre con medios industriales. Las características ópticas, físicas y químicas son idénticas a los extraídos en una mina de diamantes.

Por otra parte, los diamantes falsos son piedras con diferentes características físicas y químicas a los diamantes naturales. Pueden confundirse visualmente con los diamantes naturales. Es por ello que, en caso de duda sobre la autenticidad de una piedra, siempre es mejor consultar con un gemólogo.

El impacto de los diamantes sintéticos en el mercado de la joyería

El continente africano suministra el 60% de la producción mundial de diamantes en bruto. En diez países africanos como el Congo, Angola, Sudáfrica, Namibia o Sierra Leona, la industria del diamante es uno de los recursos principales.

El Consejo de Promoción y Exportación de Gemas y Joyas estima que la producción anual de diamantes sintéticos es de alrededor a los 350.000 quilates por año, contra 150 millones de quilates de diamantes en bruto naturales.

En comparación, los diamantes sintéticos son ventajosos porque se venden a precios más bajos que los diamantes naturales. Su constante ascenso de la producción concierne a la ONG, el principal productor mundial de diamantes en bruto en África.

Sin embargo, como demuestra la experiencia, la compra de un diamante se realiza a menudo por razones emocionales. El cliente está dispuesto a pagar el precio de la rareza y autenticidad.

De hecho, los diamantes artificiales no representan la experiencia que se espera que uno vive en la compra de un diamante para una ocasión especial. Un diamante artificial no tiene el alma de un diamante natural. En este sentido, un diamante es una piedra única que tiene como objetivo ser valiosa y auténtico, natural y veraz.

DIAMANTES BAUNAT está comprometida a ofrecer sólo diamantes naturales. Por otra parte, cada diamante viene con un certificado de autenticidad.

Author: Jeremie Politi

Blog