Como invertir pequeñas cantidades con muy poco riesgo

Quizá tienes una pequeña cantidad de dinero a tu disposición, una cantidad entre 15.000€ y 25.000€, y te gustaría invertirla sin tomar grandes riesgos. No te interesa participar en una inversión de riesgo en el mercado de valores y quieres que los fondos sean accesibles en todo momento. Sin embargo, quieres generar un cierto retorno de inversión. ¿Qué opciones tienes?

Solo tienes que elegir cualquiera de los productos de inversión tradicionales, tales como cuentas en divisas, valores, bonos, obligaciones o cuentas de ahorro; aunque estas opciones no están totalmente libres de riesgo (por ejemplo, la inflación).

Sin importar el tamaño de tu cartera, la inversión debe ser siempre con los fondos que no se necesitan para un período de tiempo medio y exclusivamente en productos de inversión que entiendas.

¿Puede una inversión fuera de la bolsa de valores generar rentabilidad? ¡Por supuesto! Aunque nunca estará completamente libre de riesgos. Cuando se invierte fuera de la bolsa de valores, tienen que ser productos con un rendimiento fijo (bonos) de calidad, productos estructurados con protección de capital inicial (fondos de inversión a.o.) o de la ETF (fondos cotizados).

¿Te gustaría diversificar tu cartera aún más y reducir al mínimo el riesgo? Se puede hacer uso de las inversiones alternativas, como los diamantes. Los diamantes son una gran inversión por varias razones. Estas piedras preciosas han demostrado en los últimos años ser resistentes a la inflación, las fluctuaciones monetarias, el banco y el fracaso de una institución financiera, además de probar su fiabilidad como inversión. Pero los diamantes no sólo son una alternativa fiable - a prueba de crisis - son una inversión. Sus precios se mantienen en aumento en el mercado mundial, totalmente en línea con la ley macro-económica de la oferta y la demanda.

¿Te gustaría saber más acerca de la inversión en diamantes? Descubre 5 razones por las que debes considerar los diamantes como inversión.

 

Author: Thomas Vanden Bogaerde

Blog